Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

¡¡Cuando el alma está herida, los ojos, no son suficientes para llorar!!

Y esto mismo es lo que sucede con la hiperidrosis…

Según la teoría de los Cinco Elementos de la Medicina Tradicional China, es importante tener todos los elementos en equilibrio. Cuando uno de ellos no lo está, los otros elementos se verán afectados, ya que los cinco elementos están íntimamente relacionados entre sí y se pueden transformar, potenciar, bloquear, o controlar unos a otros, creando una evolución constante.

En el caso que relato hoy, veremos cómo el desequilibrio del Elemento Agua  afecta a: el Elemento Madera y el Elemento Fuego.

La energía del Elemento Agua se caracteriza por la quietud en la superficie y el poder de movimiento profundo que fluye por debajo de ella y de su aparente calma.  A veces, cuando observamos la superficie en calma de un río, parece que el movimiento es escaso y sin embargo, sabemos que en sus profundidades, el movimiento es incesante.

El Elemento Agua en general, confiere a las personas un grado de emocionalidad y de sensibilidad considerable. Cuando hay desequilibrio en éste elemento, el organismo y sus funciones vitales se ven alteradas, afectando a su vez al elemento que potencia desde el  Ciclo de Construcción y al elemento que controla, desde el Ciclo de Destrucción. Además, cada elemento tiene relación e incide en alguno de los fluidos corporales: orina, lágrima, sudor, baba y moco y estos fluidos, a su vez se relacionan con una emoción diferente, unas veces conteniéndolas y otras veces desbordándolas.

En este caso de hiperidrosis en particular, hablaremos de la alteración del Elemento Agua. Aquí le vemos representado en forma de exceso de transpiración, un exceso que provoca el descontrol del Elemento Agua en el Elemento Fuego.

Al bloquearse éste por miedo e inseguridad, no alimentara tampoco al Elemento Madera, impidiendo que pueda manifestar la rabia y la intolerancia. El estar debilitado, le confiere una comprensión, paciencia y tolerancia exagerada que no posibilita que fluyan las lágrimas, y a la vez desequilibra al Elemento Fuego que  responde con un descontrolado exceso de sudoración, conocido como hiperhidrosis.

 ¿Qué es la hiperhidrosis?

La transpiración es una respuesta normal, sin embargo cuando ésta transpiración es excesiva, desde el punto de vista médico, se debe a una alteración  de la actividad del Sistema Nervioso Vegetativo, que desajusta sus ramas simpática y parasimpática, llamado hiperidrosis.

Desde el punto de vista de la Ley de los Cinco Elementos de la Medicina Tradicional China, la hiperidrosis se debe a una alteración del Elemento Fuego y por lo tanto también de la sangre y del termostato regulador de la temperatura que origina que el organismo, produzca más sudor del que necesita para regular la temperatura corporal.

Esta situación puede afectar la vida de la persona que la padece, no solamente por tener zonas de su cuerpo continuamente húmedas y por la incomodidad física que esto conlleva, sino también, porque esto afecta su vida social, afectiva y emocional.

Las personas que padecen hiperhidrosis sufren al tener las manos, los pies y el cuerpo en general transpirando la mayor parte del día. Esta transpiración puede ir desde una humedad algo excesiva hasta una humedad con la que la persona siente que de su cuerpo brotará agua, como si fuera un manantial. Sin duda, ésta es una situación que puede poner nervioso a quien la padece y este nerviosismo, empeora aun más el problema.

hiperidrosisA la mayoría de las personas que lo padecen les crea inseguridad, afectando su calidad de vida. La excesiva transpiración, sucede independientemente del clima o del “aparente” estado emocional de la persona. Ésta sudoración puede provoca una serie de consecuencias no agradables, como: mal olor corporal, irritación de la piel, etc., todo esto unido, puede afectar su vida social, afectiva y emocional.

UN POCO DE ANATOMÍA

¿Qué es el Sudor?

El sudor es una secreción glandular acuosa, una concentración de agua, sales, urea y aminoácidos. El sudor se produce a lo largo de toda la piel, pero donde existen concentraciones de glándulas sudoríparas como en el rostro, axilas palmas de las manos, plantas de los pies, etc., se manifiesta y acumula con mayor abundancia.

¿Cuáles son sus Funciones?

Tiene funciones excretoras, es un filtrado de la sangre que permite, así como lo hace la orina, la eliminación de desechos e impurezas de ésta, tales como alcohol o componentes del tabaco. Estos desechos, le pueden conferir un olor desagradable al sudor.

El sudor también tiene funciones reguladoras de la temperatura corporal, por eso, cuando el organismo genera mucho calor sudamos para refrescarlo y así le ayudamos a bajar la temperatura. El sudor además, tiene una función protectora y forma junto con la grasa de la piel, el nivel de ph que ésta tiene; esto, impide la proliferación de organismos en la piel.

La sudoración es una función normal y espontánea del cuerpo. Sin embargo, cuando es excesivo, afecta negativamente a la vida de las personas.

¿Por qué se tiene sudoración excesiva?

– Herencia: Se dice que la hiperidrosis es una enfermedad hereditaria debido a que la presentan aquellas personas que en su tronco familiar la han padecido alguna vez.

– Sistema Nervioso: Se cree que se produce por un sobreestímulo en el sistema nervioso neurovegetativo. Así como el rubor excesivo, el sudor excesivo puede deberse a ciertos factores emocionales de los cuales, la persona a veces no es consciente. El miedo, la inseguridad, la falta de autoestima, la ansiedad prolongada, o el nerviosismo muy controlado, pueden ser factores que provoquen un exceso de sudoración.

CASO REAL

Paloma, una adolescente de 18 años, llegó a mi consulta un día de primavera cercano a los exámenes. En ese momento vivía con su madre y fue ella quien le reservo la cita.

Anteriormente, había vivido con su padre varios años ya que sus padres al separarse, acordaron que Paloma y su hermano, se quedaran con el padre, que tenía una buena situación socio-económica y consideraron que a unos niños pequeños, esto les reportaba mayor estabilidad y seguridad.

Sus padres se separaron cuando Paloma tenía muy pocos años y su madre se fue e vivir a otro país con su nueva pareja, tenían contacto telefónico y se veían alguna vez al año, por vacaciones. Sin embargo ahora su madre había regresado a España y Paloma vivía con ella y con la pareja actual de su madre.

El motivo de su visita era porque se sentía muy estresada e insegura por los exámenes. Llego con mucho apuro porque venía con prisa y sus pies estaban sudando, en realidad cuando pasé a aplicarle Reflexoterapia, sus pies eran un charco de agua, la tranquilice y procure transmitirle la máxima comprensión para lograr que se relajara y no sintiera que su intimidad era vulnerada, pero ya en aquel momento, intuí que tenía un problema serio con su sudoración;  aquello era más que sudar, parecía un manantial por el que no cesaba de fluir y fluir líquido, padecía hiperidrosis.

Paloma, no había recibido un masaje de Reflexoterapia nunca y tenía mucha curiosidad por conocer esta terapia, ya que le habían hablado muy bien de ella. Además estaba muy inmersa en el mundo de las terapias naturales y  se preocupaba por su bienestar y cuidado.

Aunque desde la primera consulta fue obvio su exceso de sudoración, ni en ésta ni a lo largo de algunas más, hablamos abiertamente del tema.
Mostraba siempre una aparente madurez y una capacidad de comprensión fuera de lo común.

Es completamente inusual encontrar a una cría con tal capacidad de tolerancia, más bien parecía una anciana rebosante de sabiduría. Recuerdo literalmente algunas de sus expresiones:

“Te puedes alejar de las personas que quieres sin problema porque las almas permanecen unidas, si existen cariño”.

“Siempre me he sentido muy querida por mi madre y por mi padre, sé que mi hermano y yo, somos lo más importante para ellos”.

“Si tienes malos pensamientos, mejor callar, que hablar, mejor disculpar que expresar”.
“No tiene sentido ser rebelde, te desgasta y no consigues nada, mejor mantener el status quo”.

“De qué sirve expresar emociones como el miedo, la inseguridad, la tristeza, la rabia u otras…lo mejor es no hacerlas ni caso, así es como si no existieran”.

“Creo que en la vida es muchísimo mejor dedicarte a sonreír que a llorar”.

Esta frase llegó a mí como un vendaval, me zarandeó desde los pies a la cabeza y con toda la fuerza de mi alma, la miré fijamente y le dije:

Mira Paloma, está muy bien ser positivo y tú puedes seguir mandándote mensajes positivos, todos los días y a todas horas, pero hoy, aquí y ahora en esta consulta, te voy a invitar a que te confrontes con sentir lo que te pasa, más allá de encontrarle explicaciones filosóficas bonitas que te permitan no tener la necesidad de llorar por los ojos, hoy quiero que sientas y notes como tu cuerpo entero, llora sin cesar todos los días!!

Bajo la vista, era indudable que estaba tocada, y lo más sorprendente, no pudo abrir la boca para darme una explicación, tan solo, calladamente primero y con gemidos después, comenzó a llorar y a sollozar, estuvo llorando más de dos horas. Se colapsó la consulta y tuve que salir a pedir a mi siguiente paciente que se marchara, era imprescindible que la dejara llorar, creo que lloro todo lo que no había sido capaz de llorar en muchos años de añorar a su madre en silencio, de sentirse insegura dentro de una gran casa, arropada por mucho personal de servicio, de sentir miedo y no encontrar ni el motivo ni la razón para tenerlo, de moverse en la ambivalencia de tener una madre que la quiere mucho y a la vez una madre que está muy lejos de ella con otra persona, de los sentimientos irracionales acallados con una profunda capacidad de razonar, comprender y disculpar, lo que desde el inconsciente un niño pequeño es imposible que entienda, razone y disculpe.

Su cuerpo llevaba mucho tiempo somatizando lo que ella desde su consciencia racional, era incapaz de pensar, de entender, de asimilar y de expresar de forma saludable.

Cuando por fin hablamos de ello, me dijo que ella jamás hubiera pensado que a nivel inconsciente se pudiera registrar las cosas de una forma tan distintas cómo las registra la cabeza y se viven desde la mente; trabajé duro para hacerle notar y sentir su cuerpo, más allá de su disparatado razonamiento y finalmente, aprendió a usar una muletilla para aferrarse a  notar y sentir, conectaba muy bien con el sentimiento cuando le repetía: “el corazón tiene razones que la razón desconoce”, muchas veces, con tan solo escucharme decírsela o pronunciarla ella, se echaba a llorar, al principio era incapaz de repetírsela estando sola, temía no ser capaz de  controlar el llanto, pero en la medida que avanzábamos en la terapia fue cogiendo confianza y empezó a darse cuenta de las cosas que le hacían daño y poco a poco fue aprendiendo a expresar su no estar de acuerdo con algunas cosas o situaciones, hasta que empezó a sentir alegría de poder estar en desacuerdo con alguien, la traté muchísimo tiempo y siempre mantuvo un aire angelical y sumamente delicado y frágil, pero por dentro era mucho más fuerte y segura cada día.

Han pasado los años y Paloma ya es una adulta que se conduce en la vida con responsabilidad, equilibrio y sensibilidad. Cada año por Navidad, me felicita las fiestas navideñas y siempre tiene una palabras de agradecimiento para mí y para la Reflexoterapia.

Ahora su alma solamente tiene algunas cicatrices… ¡¡Las heridas fueron lavadas con su llanto!!!

El Tratamiento

Ella venía por aparente estrés, pero el exceso de sudoración nos habla de que su  cuerpo “llora” permanentemente.  Habla también de que los dolores, los traumas inconscientes, que ella tiene aparentemente elaborados desde la razón y la lógica, su cuerpo los tiene registrados y bloqueados a nivel emocional.

Según los 5 Elementos de la Medicina Tradicional China, el exceso de sudoración es un desequilibrio del Elemento Fuego provocado por el bloqueo del elemento Agua. La manifestación de exceso  de sudor es sinónimo de exceso de emociones, exceso de fuego y de descontrol de sistema nervioso vegetativo. La constitución de éste problema, tiene que ver con la adaptación y la tolerancia excesiva, con la idealización,  la falta de energía de madera para mostrar intolerancia y rabia. El problema raíz, habla de una persona muy insegura, con miedo a vivir experiencias.

Al comienzo del Tratamiento

Primero, le dejo que exprese todo lo que hay en su vida y como se siente con respecto a su entorno. Ella nunca habla de situaciones negativas ni de dificultades.

Dice que es una persona feliz: tiene una excelente relación con su hermano menor, recuerda con mucho cariño su infancia, tiene una buena relación con sus padres y sus respectivas parejas, pero a medida que avanzamos en el tratamiento día tras día, me doy cuenta de que tiene su vida bastante idealizada.

Todo el proceso terapéutico consistió en bajarla de la cabeza y llevarla a notar sus sensaciones corporales.

Desde el día que lloró sin descanso y se dio cuenta que su cuerpo lloraba por ella, empezó a llorar con los ojos y la sudoración comenzó a disminuir.

Trabajé para que desarrollara la autoestima pidiéndole que hiciera una lista de sus valores y sus necesidades.

Trabajando con Reflexoterapia Podal Integral

Mediante la Reflexología Podal Integral, trabajé todos los órganos y los meridianos correspondientes a Tres de los Cinco Elementos de la Medicina Tradicional China: Fuego, Madera y Agua.

Desde el Elemento Agua trabaje los riñones y la vejiga para potenciar su autoestima y su seguridad y así ayudarle a desarrollar su poder interior.

Desde el Elemento Madera trabaje para desarrollar sus propios criterios y ser capaz de arriesgarse a decir NO, perdiendo el miedo a que no la quieran, de soltar las ideas viejas, tragadas sin digerir que le estaban bloqueando el fluir de sus emociones.

Desde el Elemento Fuego trabaje para limpiar toda la sangre y equilibrar las emociones, ya que la sangre es un fluido y como tal, se relaciona analógicamente con ellas.

En conjunto, trate  todas las vías de eliminación y en todas las sesiones incidí mucho en que tuvieran un matiz muy importante de relajación para reequilibrar  el sistema nervioso periférico y que sus dos ramas: simpática y parasimpática actuaran de forma sincroniza.

Al igual que el Yin y el Yang, los Cinco Elementos generan una dependencia y un control mutuo. No existe ningún elemento que sea más fuerte, ni tampoco existe uno que sea más débil. Un elemento es fuerte en la medida que otro puede ser controlado, pero es débil porque a su vez puede ser controlado.

“La Felicidad y el equilibrio se alcanzan cuando lo que uno siente, lo que uno dice y lo que uno piensa están en armonía”
Mahatma Gandhi

¿Quieres formarte en Reflexología Podal? Conoce aquí nuestros diferentes niveles de formación

Artículo publicado en la revista Universo Holístico. Nº 68,  pág. 32. Febrero 2014.

Isabel Pérez Broncano.

Reflexóloga – Autora del libro Reflexología Integral.

Directora de Ranvvai Escuela de Reflexologías y Centro de Terapias Naturales.

te-cuestadescansar

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail