¿Se imaginan olvidarse de dolores de cabeza, ansiedad o incluso problemas de riñones con un masaje de pies? Es posible, con la reflexología.

Desde el punto de vista reflexológico, los pies son considerados como un holograma perfecto del conjunto del organismo. En los pies, se encuentran reflejados cada uno de los órganos, glándulas y sistemas corporales.

Se trata de un mapa completo del ser humano, desde el que se accede a equilibrar tejidos, fluidos, estructuras… en definitiva, a tratar la globalidad.
La reflexoterapia pone en funcionamiento la capacidad del paciente, de cambiar lo que tiene en su interior.

Beneficios de la Reflexología Podal
Con la terapia se hacen cambios en profundidad. Un tratamiento no sólo elimina el síntoma sino la causa misma que lo originó.
La Reflexoterapia tiene una capacidad de relajación muy superior a cualquier otra técnica táctil, por este motivo, es fácil que el paciente se haga consciente de procesos que con otra terapia no sería posible.
Un tratamiento con Reflexoterapia, ayuda a quien lo recibe a conectar con su realidad, pone en funcionamiento todo el sistema mental, emocional y energético

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail