reflexología para la infertilidadSer padres y madres es el sueño de muchos hombres y mujeres. Sin embargo, la naturaleza, en ocasiones, es caprichosa y pone dificultades a algunas parejas a la hora de concebir. Hay muchas parejas que sufren problemas de infertilidad y ven cómo transcurren los meses y los años sin que el milagro de la vida se decida a visitarlos. Tal vez, ante esta incapacidad para concebir, deberíamos preguntarnos: ¿y si la naturaleza no es en realidad caprichosa, sino sabia?

La madre naturaleza posee una sabiduría infinita. Los hombres y mujeres somos también parte de ella. Si nuestra propia naturaleza está en desequilibrio, nuestros órganos, nuestra mente, nuestra salud y, por ende, nuestra capacidad de concepción sufrirán bloqueos. Para que el milagro de la concepción se produzca, es necesario entonces restaurar el equilibrio de nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu.

Voy a mostrarte esta realidad a través de una ley que rige desde hace siglos la Medicina tradicional china. Se trata de la Ley de los Cinco Elementos.

La Ley de los Cinco Elementos y cómo la Reflexología Podal ayuda a la fertilidad

La Ley de los Cinco Elementos tiene su origen en la antigua China. Se basa en la creencia de que en la naturaleza hay cinco elementos, todos ellos interrelacionados entre sí: madera, fuego, tierra, metal y agua.

La madera, al quemarse, genera el fuego; este genera tierra; de la tierra surgen los metales que generan el agua; y finalmente, esta agua nutre la madera, dando comienzo un reinicio de un nuevo ciclo. Esta misma ley también rige para los hombres y mujeres, porque nosotros también somos parte de la naturaleza.

En la práctica, esto se traduce en que todo cuanto hay en nosotros mismos, nuestras circunstancias y nuestro alrededor, está intrínsecamente relacionado y nos repercute, generando diferentes efectos y resultados.

Desde que somos concebidos por nuestros padres, vamos acumulando una serie de vivencias, las cuales quedan marcadas en nuestro subconsciente. Cuando nosotros queremos ser padres, todas estas vivencias pueden aflorar en forma de miedos escondidos y angustias, que unidos al estrés y a una pluralidad de factores físicos, emocionales y espirituales, pueden bloquear nuestra capacidad reproductiva.

En el subconsciente de hombres y mujeres hay infinidad de miedos y prejuicios. Una mujer puede desear con todas sus fuerzas ser madre pero, en el fondo, sentir miedo al parto, al dolor o a la responsabilidad. Ambos pueden sentir una gran carga emocional, al sentirse incompletos o defectuosos ante la incapacidad de procrear. Sentimientos de rabia, celos, ira o frustración alteran la función de nuestros órganos y el equilibrio hormonal.

La reflexología para la infertilidad es beneficiosa porque actúa directamente sobre el sistema nervioso central, afectando este al sistema hormonal y desbloqueando así todos los órganos y las funciones genitales y sexuales, por lo que finalmente se produce el equilibrio, propiciando la gestación. Además, a diferencia de los tratamientos de fertilidad convencionales, la reflexología podal no tiene efectos secundarios, sino que actúa mejorando la salud integral de los pacientes y su autoestima.

¡Puedes leer aquí uno de nuestros artículos más emotivos relacionado con un caso de Infertilidad que se convirtió en un deseado embarazo!

Artículo escrito por Isabel Pérez Broncano
Creadora del Método Ranvvai de Reflexología Podal Integral
Reflexóloga – Autora del libro Reflexología Integral

¿Eres Reflexoterapeuta y quieres ayudar a tus pacientes con problemas de Infertilidad?

Descubre Nuestra Formación Intensiva para Reflexoterapeutas

Reflexologia para la Infertilidad Banner