Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Los pies son un mapa de nuestro cuerpo y en ellos están reflejados todos nuestros órganos. Por eso, estimulando distintos puntos de nuestros pies estaremos ejerciendo un efecto reflejo sobre los órganos pudiendo aliviar las dolencias más diversas. Te explicamos cómo se hace un tratamiento de Reflexología Podal y todos los beneficios que tiene para tu salud y para tu bienestar.

Cómo hacemos un tratamiento de Reflexología Podal en nuestro Centro de Reflexología en Madrid

Como su propio nombre indica el tratamiento de Reflexología Podal se realiza en los pies. Se busca la máxima comodidad tanto para la paciente como para el profesional, para ello el primer paso que damos es aplicar una pequeña cantidad de aceite vegetal para masajear los pies. De esta manera la manipulación de la zona es más fácil y efectiva.

Este aceite le aplicamos con un movimiento de amasamiento y vaivén, comenzando por los tobillos y acabando en las puntas de los dedos y viceversa, lo cual favorece también la relajación y estimula la circulación sanguínea. Como ves, ya desde el inicio estamos aportando beneficios a la salud.

El siguiente paso en el tratamiento es sujetar el pie que estemos tratando y, con la ayuda del pulgar, iremos movilizando mediante presiones toda la zona plantar, el borde externo, todo el dorso y terminaremos en el borde interno del pie. Las presiones se realizarán preferentemente con los dedos pulgares, aunque en algunas zonas también pueden hacerse con el resto de los dedos.

La presión inicial que ejerce sobre el pie es ligera, para luego ir adaptándola a las necesidades del tratamiento que queramos realizar. También adaptaremos al tipo de paciente y problema, el ritmo y la velocidad del tratamiento de Reflexología Podal.

No solo se trata de aplicar digitopresiones aisladas en puntos determinados, el tratamiento de reflexología incluye también ejercicios de calentamiento y desbloqueo, y las técnicas varían dependiendo del problema y del tipo de persona que tengamos entre las manos.

El objetivo que se persigue con esto es estirar las articulaciones y, al mismo tiempo, pellizcando las almohadillas de los dedos, estaremos aumentando la vibración en puntos concretos.

Qué puntos estimula el tratamiento de Reflexología Podal

Estimulando, mediante diferentes técnicas reflexológicas zonas como hemos visto, los diferentes puntos de los pies, estaremos elevando la vibración de los órganos. Si hay que tratar algún problema específico, tendremos que incidir sobre la zona o puntos del pie que proyecta ese órgano concreto o parte del cuerpo que están enfermos.

Los dedos de los pies son el reflejo de la cabeza y el cuello. Incluso muchas personas que sufren problemas visuales vienen a que apliquemos reflexología, ya que los dedos centrales de sus pies, son los que contienen las zonas reflejas de los ojos.

En el borde interno de ambos pies se localiza la zona refleja de la columna vertebral, mientras que la almohadilla plantar corresponde a la zona del pecho y la caja respiratoria. Por otro lado, el arco del pie por la planta, se refleja toda la franja abdominal, incluyendo los órganos digestivos, de asimilación y de eliminación. Finalmente, el dorso de los pies refleja la cara anterior del cuerpo y los ganglios linfáticos.

Beneficios de la Reflexología Podal

La reflexología podal puede ayudar a superar muchas dolencias tanto físicas, como mentales, emocionales e incluso energéticas. Es un tratamiento que mejora la circulación sanguínea y linfática; también sirve para desintoxicar el organismo eliminando grasas y desechos de todo tipo. Sin olvidar que reduce el estrés y ayuda a relajarnos. Por esta razón, cualquier enfermedad por la que se esté pasando, mejorará con un tratamiento de reflexología podal.

En nuestra Escuela de Reflexologías enseñamos a nuestros alumnos mucho más que a hacer un masaje de Reflexología Podal. La Reflexología Podal puede ayudar a superar muchas dolencias tanto físicas, como mentales, emocionales e incluso energéticas. Es un tratamiento que mejora la circulación sanguínea y linfática; también sirve para desintoxicar el organismo eliminando grasas y desechos de todo tipo. Sin olvidar que reduce el estrés y ayuda a relajarnos. Por esta razón, cualquier enfermedad por la que se esté pasando, mejorará con un tratamiento de Reflexología Podal.

Isabel Pérez Broncano
Creadora del Método Ranvvai de Reflexología Podal Integral
Reflexóloga – Autora del libro Reflexología Integral

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail