Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Desde hace muchos años…

Me encuentro en la consulta con pacientes que sin tener ninguna dolencia importante, tienen muchas molestias recurrentes, o detecto en ellos desajustes psicológicos o emocionales. Como consecuencia, se sienten bloqueados en algunas áreas de sus vidas y padecen sus efectos, muchas veces con gran sufrimiento.

Cuando les escucho, suelen contarme que es algo que se repite y se repite en sus vidas, y que no saben cómo salir de lo que parece ser un círculo vicioso que les hace estar estancados, frustrados, e impotentes; suelen saber que no están utilizando su verdadero potencial al cien por cien.

Son personas como tú y como yo, que pueden sufrir problemas de ansiedad, tener miedos e inseguridades, o sentir emociones tales como rencor, rabia, pesimismo o tristeza. Si esos estados emocionales prolongados en el tiempo, se dejan sin tratar, pueden desencadenar en otro tipo de síntomas físicos o incluso, llevar a la persona a enfermarse. Por eso, es importantísimo para un buen profesional, tener las herramientas terapéuticas necesarias para saber tratar estos problemas y ayudar al cliente a liberarse de sus dificultades.

Una de las principales causas de estas manifestaciones, suele ser el bloqueo en la Energía Vital durante la primera etapa de la vida en el útero materno. Y desde mi experiencia, puedo decir que una de las terapias que siempre tengo presente en estos casos, es la Técnica Metamórfica.

¿En qué consiste la Técnica Metamórfica?

¡Se trata de una técnica que fue descubierta en los años 60! Su creador, Robert St. John, la desarrolló investigando acerca de cómo poder ayudar a liberarse de bloqueos emocionales, a los niños con discapacidad mental con los que trabajaba.

Se aplica con un suave masaje, muy parecido a una caricia, y que normalmente resulta muy relajante. Con ella, ayudamos a la persona a que se libere de las «cadenas» que le acompañan desde una etapa en la que no podía ser consciente de lo que le afectaba, y que sin embargo, el tratamiento metamórfico, sin grandes indagaciones psicológicas, propicia el desbloqueo para que dejen de afectarle, ahora y durante el resto de su vida, y así pueda lograr un mayor bienestar y evolución.

La Técnica Metamórfica, es una terapia natural que me encanta, y que uso con frecuencia tanto sola, como para complementar o potenciar el tratamiento Reflexológico, o cualquier otro tratamiento psicológico, emocional o energético.

Me gusta transmitir que la Técnica Metamórfica, es el “arte” de desbloquear las diferentes etapas de la gestación; el periodo comprendido desde el momento de la concepción hasta el momento mismo del nacimiento.

¿Cómo funciona?

La Técnica Metamórfica localiza en el periodo prenatal, el origen de muchos trastornos que afectan al individuo a lo largo de su vida. Deshace los nudos y bloqueos que se fueron produciendo desde el mismo momento de la concepción, en el útero materno, hasta el momento del nacimiento. Además, activa la fuerza vital de la persona, amplifica los sentidos y la conciencia, y reactiva el poder de autosanación que todos llevamos dentro.

La técnica considera todos los problemas como síntomas o expresiones de patrones de energía que, aunque estén bloqueados, pueden ser reequilibrados o eliminados a través de ligeros toques aplicados en las zonas que reflejan la columna vertebral, en los pies, las manos y la cabeza.

A lo largo de mi amplia experiencia terapéutica, fui sintiendo la necesidad de incluir las orejas en ese trabajo reflejo. Si me dejaba llevar, intuitivamente, mis manos se iban solas a trabajar esta parte del cuerpo tan poco mostrada, tenida en cuenta y trabajada, y por otro lado, desde la reflexión, me daba cuenta del sentido que tenía incluirlas en este tratamiento, dada mi amplia formación en terapias orientales.

Desde los cinco elementos de la MTC, nos encontramos con que el elemento agua tiene que ver con el feto y las orejas, y desde la Auriculoterapia, podemos ver el feto invertido reflejado en ellas. Teniendo esto en cuenta, hace años comencé a incluir la zona refleja de las orejas en todos los tratamientos y, tanto para mí como para las personas tratadas, siempre ha sido tan gratificante como eficaz.

A veces, ante lo desconocido, me asaltan las dudas y con este tema también me pasó. Durante tiempo dudé si estaría en lo cierto. Ahora y desde hace tiempo, no solo lo aplico en los tratamientos, sino que estoy tan convencida de la gran importancia que tiene desbloquear esta zona, que la incluyo en las prácticas de las formaciones de Técnica Metamórfica que imparto en la Escuela.

Muy buen tratamiento y muy buena herramienta terapéutica

La Técnica Metamórfica, es una gran terapia para la transformación y el crecimiento personal para la persona tratada, y una potente herramienta profesional. En la Escuela Ranvvai, con nuestro Post-Grado de Técnica Metamórfica, le otorgamos el lugar de honor que se merece, como Terapia única o como Terapia complementaria de otras muchas terapias naturales.

¿Por qué se producen bloqueos en la Fuerza Vital?

Cuando una mujer está embarazada, el feto se va a nutrir de lo que la madre come, siente, percibe y vive en relación consigo misma y con su entorno.

Si la madre está tranquila, equilibrada, consiente y con pensamientos positivos, el feto se desarrolla en un medio más equilibrado, y éste le aportará mayor bienestar y salud.  Cuando no es así, y la mujer no se siente bien emocional o psíquicamente, su estado impacta en el desarrollo del feto y hará que el bebé desarrolle bloqueos en su Fuerza vital.

El tratamiento con Técnica Metamórfica, desde las zonas reflejas tratadas, pone toda su atención en activar de nuevo el periodo de tiempo durante el que tuvo lugar el desarrollo prenatal de la persona tratada, con el fin de deshacer los bloqueos que se produjeron, permitiendo que la Fuerza Vital fluya con todo su poder.

De esta manera, se activa la capacidad de autosanación y se ponen en marcha todos los mecanismos innatos que le permitirán a la persona alcanzar su máximo desarrollo a todos los niveles.

De la misma forma que el gusano se transforma en mariposa, la Técnica Metamórfica libera a la persona, de todo aquello que le impide vivir con plenitud, transformándole en un nuevo ser más libre, sano y feliz.

¿Para quién es?

¡Para cualquier persona! Todos tenemos bloqueos y/o traumas, y aún sin saberlo, éstos se mantienen en la memoria de nuestras células desde el momento de nuestra concepción.

A mí me encanta la Técnica Metamórfica. Aunque suave, es muy potente… Nos permite viajar más allá de los síntomas físicos, para llegar a lo más profundo del Ser y nos da la posibilidad de romper con los bloqueos que puedan estar entorpeciendo nuestra evolución como ser humano.

Todos podemos recibir el beneficio de la Técnica Metamórfica. Como cliente, cualquier persona interesada en potenciar su vida para poder expresarse y vivirla plenamente. Como terapeuta para aprenderla y aplicarla y, por supuesto, recibirla es altamente recomendable.

Con esta técnica no invasiva, conseguimos liberarnos y poder cumplir con nuestro verdadero propósito de vida.

Isabel Pérez Broncano
Reflexoterapeuta y Didacta
Autora de la obra gráfica Reflexología Integral
Directora de Ranvvai Escuela de Reflexologías

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail